Hay muchos problemas psicológicos vinculados a la autoestima.Tener una baja autoestima como una autoestima en exceso puede acarrear diversos trastornos.

Una baja autoestima o una valoración negativa de sí mismo puede ocasionar una gran cantidad de problemas, siendo algunos de los más habituales, dificultad para relacionarse con los demás, tristeza que conlleve depresión, problemas de aprendizaje, trastornos de personalidad, trastornos de conducta alimentaria.

Y por el contrario, las personas que tienen una excesiva autoestima se caracterizan por ser egoístas, intolerantes, narcisistas, por creerse omnipotentes y totalmente independientes de las personas que les rodean, lo que puede llevarles a practicar conductas temerarias.

Algunos trastornos relacionados con la autoestima:

  • Auto-sabotaje
  • Auto-lesión
  • Complejo de inferioridad
  • Dependencia emocional
  • Inseguridad
  • Dificultad para alcanzar las metas
  • Perfeccionismo
  • Sentimiento de culpa
  • Codependencia

Si el exceso de autoestima no se trata, puede llevar a la persona a desarrollar importantes trastornos psicológicos, como el narcisismo, la manía, los delirios de grandeza.

Autoestima